900 921 996 Llamadas gratuitas
0 items0,00 €
Noticias
La maquinaria de restauración básica para pequeños negocios FOTOS
Equipamiento de cocina mínimo adaptado al espacio
Los nuevos emprendedores tienen que tener en cuenta que su negocio cuente con el equipamiento imprescindible. En hostelería, es importante contar con una cocina lo suficientemente equipada para poder sacar el negocio adelante. Electrodomésticos como una cocina o una freidora, son indispensables.
La maquinaria de restauración básica para pequeños negocios
Antes de abrir cualquier negocio, es imprescindible que te asegures de que cuentas con todo lo necesario para que pueda salir adelante. En hostelería, es básico contar con una cocina lo suficientemente equipada.
Si eres emprendedor y tienes en mente abrir un pequeño negocio de hostelería, toma papel y bolígrafo y no pierdas detalle, pues en este post conocerás cuál es el equipamiento mínimo a la hora de abrir un nuevo establecimiento.
Equipamiento de cocina mínimo adaptado al espacio
Como en todos los negocios, es imprescindible realizar una importante inversión inicial. Sin embargo, no debe haber motivo para la preocupación, pues equipar una pequeña cocina industrial no es difícil. Al fin y al cabo, al ser de dimensiones reducidas, tampoco necesitarás tantos electrodomésticos. En principio, necesitarías lo siguiente:
- Una cocina. Puede ser de gas, eléctrica o la que más te guste, la diferencia es mínima. Para espacios pequeños, puedes optar por una cocina de tres fogones que además venga con horno incluido, de forma que obtengas un panel de cocina más pequeño y te ahorres el espacio que emplearías para el horno.
- Una freidora industrial. Una freidora industrial, ya que es un electrodoméstico casi tan indispensable como la cocina. Mucho de los productos que se cocinan en la mayoría de locales de hostelería, están hechos a la freidora.
- Un mantenedor de fritos. Depende del uso que le des a la freidora. Si tienes un bar de tapas o un servicio de cenas y almuerzos rápidos, necesitarás este equipo para que todos los productos que hayan pasado por la freidora, se mantengan en buen estado durante más tiempo.
- Una campana extractora. Imprescindible. En las cocinas se genera mucho humo y la presencia de una campana extractora es casi un deber por dos motivos. El primero, por tu personal de cocina, ya que es muy incómodo trabajar en un entorno lleno de humo y con muchos olores mezclados. El segundo, por la clientela ya que corres el riesgo de que tu negocio se llene de humo y olores que empeore la experiencia de tus comensales.
- Un frigorífico. Es importante mantener la cadena de frío para prevenir intoxicaciones alimentarias. Por eso, el frigorífico no debe faltar. Puedes escoger uno más grande o pequeño en función de tus necesidades.
- Un congelador profesional. Por la misma razón, hay productos congelados que deben mantener la cadena de frío. Además, te permite adquirir productos básicos para tu establecimiento en grandes cantidades, como pescado, carnes o verduras. Puedes almacenarlos ahí y que permanezcan en perfecto estado durante mucho tiempo.
Con estos electrodomésticos, tu pequeño negocio de restauración podrá cumplir con las tareas del día a día con plenas garantías. Con el paso del tiempo, puedes optar por ir incluyendo más si crees que el negocio lo demanda. Si tu presupuesto y el espacio te lo permiten, también deberías valorar la posibilidad de adquirir electrodomésticos auxiliares, como un microondas profesional, un exprimidor o una cafetera. Aunque no son imprescindibles, harán que puedas trabajar con muchos más productos y que puedas ofrecer mayor calidad a tus clientes.
Newsletter
¿Quiere recibir la actualidad de Servibar Maquinaria de hosteleria? Suscríbete y le mantendremos informado.