900 921 996 Llamadas gratuitas
0 items0,00 €
Noticias
Campana extractora
La importancia de tener una buena campana extractora
Las campanas extractoras son importantes para combatir las acumulaciones de humo cuando se cocina, así como para evitar que se propaguen los olores.
Las campanas extractoras son muy importantes tanto en las cocinas de los restaurantes como en las del propio hogar, ya que son el principal elemento de ventilación que impide que la estancia se llene de humo y olores a comida.
Hay muchos tipos de campanas que se diferencian, principalmente, por el tamaño. Escoge aquella que mejor se adapte al espacio de tu cocina y ten también en cuenta la ventilación propia del lugar. Si no cuentas con ventanas, por ejemplo, necesitarás una campana potente que sea capaz de absorber todo el humo.
Los tipos de campanas extractoras
Las campanas se clasifican, por norma general, por su sistema de extracción. Hay dos sistemas: recirculación y extracción por evacuación. Las campanas con el sistema de recirculación, funcionan mediante filtros de carbono, que depuran el aire y eliminan los olores totalmente. El segundo sistema es bastante más sencillo, ya que simplemente conducen el aire y el humo por un tubo que llega hasta el exterior.
Según el tipo de cocina que tengas, también tendrás que tener en cuenta el diseño en sí de la campana. Si tienes mucho espacio, puedes optar por una campana decorativa que aporte un toque diferente y moderno a tu cocina. Sin embargo, si tienes que optimizar el espacio porque es demasiado pequeño, puedes optar por las campanas integrales, ya que se ocultan dentro de un armario y no ocupan tanto. Otro tipo de campana es la superficial, que se instala directamente sobre la encimera.
El tamaño recomendado de la campana es aquel que tenga la misma anchura que la placa de cocción en sí. De esta forma, te aseguras de que todo el humo que salga de los alimentos que estás cocinando vaya directamente a la campana. Por supuesto que si la campana es más grande, será mejor, ya que captará con más facilidad los humos.
La potencia es otro aspecto a tener en cuenta. Hay campanas más potentes que otras. Para una cocina profesional, en general será necesario instalar una campana extractora potente, ya que la cantidad de humos y de alimentos que se cocinan a la vez es muy alta es necesario que el aparato sea capaz de procesar todos esos humos.
Si crees que para tu hogar no necesitas una campana tan potente, puedes optar por una más sencilla que tenga menos potencia, con el consiguiente ahorro en la factura de la luz, por supuesto.
Hazte con tu campana extractora y evita que tu cocina, tu restaurante o tu hogar de llenen de humos y olores que se impregnen en los muebles y la ropa o que entorpezcan la experiencia de tus clientes.
Newsletter
¿Quiere recibir la actualidad de Servibar Maquinaria de hosteleria? Suscríbete y le mantendremos informado.